.

Comentarios

comentarios

La Experiencia de Carmen

Divinas a cualquier edad me pareció, desde el principio, un proyecto fascinante. Al principio, tuve mis dudas, pensaba que podía sentirme incomoda delante de la cámara o quizás no lograras tus expectativas, pero decidí continuar por darme una oportunidad. Aunque no te conocía, me despertabas confianza y admiro tus trabajos así que eso me daba tranquilidad. Impaciente y con muchas ganas empecé a preparar el “viaje” y desde la primera tarea me di cuenta que no era mi físico lo que buscabas sino esa parte dulce y los deseos más profundos que todas las mujeres tenemos.
Esta experiencia me ha ayudado a revivir momentos y aceptarlos tal y como fueron, a quedarme con lo bueno de mi vida, de mi entorno, a mirarme en el espejo y ver mas allá de mi cuerpo. Me di cuenta de que soy capaz de lo que me proponga, que la mujer es grande, no solo por su belleza, sino por su poder interior, por su seguridad, su autoestima, para mi ha significado desnudarme sin miedos, con tranquilidad, confiando en mis pasos.
Los días previos a la sesión los he vivido con un poco de nerviosismo por
la felicidad de saber que llegaba por fin el momento, el buscar la ropa, comentar con las amigas, con mi familia… preparada para el final de un viaje donde tengo que mostrarme sin miedos ni complejos.
Cuando me dirigía al coche con la maleta preparada, me sentía fuerte, feliz, nerviosa, decidida, y cuando te montaste en el coche fue un subidón, pues ya sí o sí íbamos encaminadas al final del viaje. Tu cercanía y personalidad me ayudaron en el camino a estar mas segura aun de lo que iba hacer.

La sesión ha sido para mi una Experiencia que jamás olvidaré, me sentí cómoda, muy serena, grande, poderosa, sexy, hermosa, despreocupada de mis complejos totalmente, disfrutando de cada movimiento, de verte trabajar, de tu profesionalidad. Feliz, muy feliz de sentirme tan completa, tan sensual.

Una experiencia que toda mujer debe disfrutar, me siento orgullosa de mi misma, gracias, gracias y mil gracias más por creer en mi y hacerme ver que sin duda todas somos “Divinas a cualquier edad”, ojalá pueda volverlo a repetir dentro de diez años contigo.

Comentarios

comentarios