Cuéntame un cuento…de bellos principios y hermosos finales
Cuéntame un cuento…de princesas y rockeras, de salvajes y dulces sentimientos
Cuéntame un cuento…de príncipes de colores y tímidos personajes, de valientes y temerosos momentos
Cuéntame un cuento…de luchas y batallas, de altos torreones y sosegadas playas
Cuéntame un cuento…de tormentas que pasaron, siempre cogidos de la mano

Cuéntame un cuento, o mejor, lo contaremos juntos, vosotros podréis la tinta de la historia y yo le daré Luz.

Y al final, vendrá el ocaso, y el camino se dividirá y nuestro pasajero viaje tendrá su fruto, vuestra Historia, enmarcada en un “Cuento” que cada vez que abráis os transportará en el tiempo, a otros momentos, a otras sensaciones, a otro lugar en el habitasteis una vez y por siempre.

Comenzamos las nuevas Historias…

Comentarios

comentarios

Viajar a través de ti misma es la más alucinante de las aventuras y es, en esencia, el significado de la Experiencia Boudoir.

Una experiencia transformadora, única e increíble, que ayuda a toda mujer a descubrir y crear el modo en que desea definirse.

Saber quién es Ana era el primer misterio a desentrañar, porque, para ver más allá de la propia piel, hay que entrar en el alma, y descubrir cómo late ese corazón, sumergiéndonos en un auténtico viaje de autodescubrimiento.

Y así, Ana decidió coger su maleta, la llenó de libros y aventuras y la cargó de ilusión, y emprendió este viaje apasionante que es la vida, calzando sus propias huellas, los únicos pasos que hacen camino.

Fotografia-Boudoir-cadiz01

Y Ana se encontró a sí misma, y se divirtió con los preparativos, con las charlas, con los mails, con las búsquedas, con las confidenciasy Ana se definió como una mujer auténtica, soñadora, con la empatía a flor de piel. Una persona fuerte y luchadora, Ana se descubrió mirando al mundo con ojos curiosos y mente abierta, sabiendo cuánto bueno queda por venir.

Y tras semanas de viaje, llegó el momento de ser mimada, de desnudar su propia sensualidad, de jugar a ser quien siempre fue, a veces, perdida, y ahora encontrada, y de ver el reflejo de la gran mujer que hoy se siente.

Y al final del camino de esta experiencia queda la Historia Boudoir, la Historia de Ana. Una gran historia de superación, de lucha, de dudas, de reafirmación y de encuentros consigo misma.

Ana emprendió este viaje sin saber hacia dónde, y hoy, descubre al final del camino que quien la esperaba era Ella misma. Ahora viajamos con Ana hacia el lugar más mágico del mundo: su propia individualidad, porque Ana es Ana.

 

 

La Sensualidad, el pilar de toda Sesión Boudoir, se encuentra en la actitud de cada Mujer, Divinas a cualquier edad, es un proyecto que busca la Belleza, pero no la perfección visual impuesta.  Ese magnetismo personal que nada tiene que ver con la edad y que cuenta una historia muy personal. Descubriendo, divirtiendo, explorando, encontrandoconvirtiendo en imágenes el deseo de toda mujer: Ser Feliz.

MIS COLABORADORAS DIVINAS:

Agradecimientos a Joyería Esmeralda ¡¡Gracias Yoli¡¡

Maquillaje y Peluquería: Alarte Peluquería y Estética ¡¡Gracias Alejandra¡¡

Localización: Hotel Casa Henrietta ¡¡Gracias Melissa¡¡

Comentarios

comentarios