TU ÁLBUM DE BODAS

La importancia de lo que tocamos

Hoy vemos más que tocamos, nuestro sentido de la vista está pluriempleado y sin embargo, se nos ha olvidado tocar. La excepción a esta regla es nuestro dedo índice; el único que, en los últimos tiempos, ha desarrollado hasta nuevos músculos en ese ansia incansable de navegar sin descanso.

Desde que suena el despertador el mundo nos envuelve con miles de imágenes que consumimos a tiempo real desechando como obsoletas las de ayer. La vida es presa de una progresiva y constante vigilancia visual que nos aleja de la realidad.

Todos estamos en plantilla como cuidadores de la bestia de la imagen; con nuestras cámaras, nuestros teléfonos y nuestras tablets vamos alimentándolo segundo a segundo, ¡que nunca le falte sustento¡ Pero, ¿y después? cuando pasa su momento de gloria: ¿dónde terminan todas esas fotografías?… ya lo sabes, en tarjetas de memoria y en discos duros almacenados, abandonados y olvidados.

Lo tangible, lo terrenal, lo cotidiano, ya no es “trendy” y sin embargo, fuimos, somos y seremos seres que necesitamos tocar para sentir; el tacto…ese sentido en desuso. Sentir en nuestra propia piel es lo que nos hace volver a creer que todo es real, ¿qué hay más real que un abrazo, un beso o un achuchón? ¿Qué hay más real que una lágrima de nostalgia cuando abres el cajón de tus viejas fotografías?

EL NARRADOR.

The storyteller

Toda historia comienza con un narrador. Al elegir al fotógrafo de tu boda no estás contratando solo un servicio más de una interminable lista de obligaciones, sino que tu elección es una selección muy importante, porque con ella eliges una forma de narración particular y única. Es importante que sepas que debes sentir una especie de “flechazo emocional” cuando elijas a la persona en la que confiarás el día más importante de tu vida.

¿Dejarías en manos de cualquiera tu mayor tesoro? ¿Lo dejarías al azar? ¿A cara o cruz?

Piénsalo cinco segundos…1,2,3,4,5

Cuando compartas tus dudas sentirás y presentirás que es la persona que encaja en tu historia. Una persona con un carácter, una singularidad y una visión propia que se complementa con tu forma de ser y entender la vida. Toma nota: es más importante que sepas a quién eliges por encima de qué eliges, tu narrador no es un ente abstracto, una página web, ni un dispensador mecanizado de fotografías.

Esa persona será tu narrador y se zambullirá en tu historia, en vuestra historia, hasta hacerla suya, para contar a través de imágenes la vida de dos personas únicas que se aman y han decidido gritarlo al mundo.

EL CUENTO DE TU BODA.

y el zapatito de cristal

No tengo ninguna bola de cristal pero te aseguro que tu boda será una fantasía hecha realidad: un traje deslumbrante, un lugar idílico, una ambientación de cuento. Una bella burbuja de luz efímera para disfrutarla con los cinco sentidos. Cuando suenen las doce campanadas y el hechizo se rompa, la calabaza y los ratones regresarán y solo te quedará el zapato de cristal al que te aferrarás con una ilusión tan grande que nunca se desvanecerá. Traduciéndolo al lenguaje real: tu zapato será tu Álbum de Bodas.

Tu Álbum de Bodas

Una vez que todo pase, tu álbum de bodas será un tesoro que recogerá todos tus momentos de emoción. Un “translador” mágico que te enviará no solo al lugar, no solo al tiempo, sino que te llevará al sentimiento de aquel momento con solo pasar tus dedos por sus hojas. Este libro tan particular no solo contiene fotografías, contiene vida. Cuando lo abras y vayas pasando sus páginas, esa vida existirá de nuevo, y sentirás esas emociones agolpándose en tu pulso, convirtiendo esos momentos en eternos.

En estos momentos de preparativos, estás andando los pasos para crear un legado familiar que permanecerá para siempre en tu vida, estás preparando un regalo por el que las generaciones venideras irán descubriendo tu vida a través de tus imágenes. Hoy  la duración de una fotografía es un instante fugaz, pero tus fotos de bodas serán como el buen vino, irá ganando esencia con los años, irá adquiriendo más valor conforme vaya pasando el tiempo.

Dicen que la memoria no guarda fotografía guarda recuerdos, pero éstos, con el paso del tiempo se van desdibujando y es entonces cuando las fotografías que habitan en tu álbum te transportarán a un mundo de emociones donde revivir cada instante como si fuera hoy.

En tu álbum tus padres siempre serán felices al ver a su hija camino del altar, en tu álbum los niños siempre tendrán esa expresión de candidez y sorpresa ante cada momento, en tu álbum tu mirada será dulce y enamorada por siempre. al igual que el rostro de tu futuro esposo al verte llegar camino del altar.

Tu album tendrá un lugar especial en tu hogar y pasada la boda. Recurrirás a él para recordar el Gran Día con los amigos y familiares que a tu lado estuvieron; volverás a él para compartir con quien no pudo asistir cómo vivisteis ese día. Pasados los días, tu álbum se encontrará ya en su hogar, su lugar tendrá nombre: “el armario que está junto al álbum” y él mismo se habrá hecho un hueco.boda-lorena

Con el correr de los años, aunque ya no sea tan demandado como al principio, será como un amigo fiel, siempre paciente, siempre esperando que vuelvas a pasar tus manos sobre él y acariciarlo con ternura. Y así cuando los niños se hagan mayores, él, que ya será mayor también, se sentirá importante, porque entre sus páginas corren emociones y sensaciones capaces de hacer derramar una lágrima de felicidad y nostalgia.

Gracias a él, las nuevas generaciones conocerán la historia familiar, el porqué sus padres se miran como lo hacen, el porqué sienten ese cosquilleo especial cada nuevo aniversario. Y así como si en una máquina del tiempo nos introdujésemos, los nietos verán a sus abuelos y su ropa pasada de moda, muchos años más tarde y el álbum, orgulloso, redordará cómo llegó a aquella casa. Y algún día, cuando sus protagonistas ya no estén, de vez en cuando, un lágrima recorrerá sus páginas por las ausencias, pero cada vez que algún nuevo miembro de la familia vuelva a abrazarlo sentirá el calor del hogar, sentirá de nuevo su importancia y así, año tras año será un billete de ida y vuelta: de ida hacia el futuro generacional, de vuelta hacia los recuerdos de aquel día que le diste el “Sí, Quiero” al hombre de tu vida.

Hay tres cosas en la vida que no regresan jamás: las palabras, las emociones y los momentos vividos…sin embargo, tu Álbum de Bodas siempre estará ahí para recordartelas, porque es real, porque es tangible, como un abrazo cuando más lo necesitas, todo lo demás ya ha caducado.

Gracias a Mis Novias por sus fotografías que demuestran el cariño con el que tratan a sus Álbumes de Bodas

A Lorena, a Mery, a Miriam, a Mª de la O y a Mª José

GRACIAS

Comentarios

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This