Fotografía Boudoir

Una sutil diferencia

EL PODER DE LA SONRISA

La sonrisa es una mueca que transmite un estado de ánimo, embellece el rostro y además es un espejo de múltiples reflejos.

Cuando una mujer real emprende el camino de la Experiencia Boudoir, la primera sensación que le invade es ese cosquilleo genuino de las cosas desconocidas e ilusionantes. Y durante todo el proceso, esa misma energía, va envolviéndola, paso a paso, haciéndola sentir una especie de enamoramiento paulatino hacia la mujer que es.

Así que cuando ella llega a su sesión fotográfica boudoir, última etapa del camino, todo sigue fluyendo. Y con más fuerzas las mariposas de su estómago le provocan sonrisas que vienen directamente de los más profundo, de esa felicidad serena de saberse una luchadora, una superviviente, de sentirse hermosa por su unicidad, por ser ella sin comparaciones, por agradecerse sinceramente que las mil veces que cayó mil y una se levantó.

frase 1

Sin embargo, cuando observo fotografías denominadas Boudoir, muchas veces lo que veo son books de mujeres jóvenes en ropa interior. Cuerpos esculturales con modelos de diseño, con ese aire de “desdén aristocrático” tan de moda a partir de la época victoriana, en el que las modelos debía mostrar un semblante serio. Quizás para la fotografía publicitaria sea la clave un rostro inexpresivo para estar más en voga.

Sin embargo, en la Experiencia Boudoir, como yo la entiendo, una mujer real está de celebración y ese es un gran motivo para sonreir. La mujer real siente una mezcla de orgullo, exento de vanidad, al atreverse a salir de su mundo conocido. La mujer real siente que durante la sesión los fantasmas autocreados empiezan a salir por la ventana. La mujer real se siente feliz en su propia piel, con sus ‘heridas de guerra’ convirtiéndola en única. La mujer real ha aprendido a diferenciar lo esencial de lo superflúo y por eso la risa le nace de lo más profundo de su nuevo yo.

El Boudoir no es una simple exposición de fotografías en ropa interior. Cuando vemos ese tipo de fotografías en las que la modelo no sonríe, cuando su rictus es impostado por reglas publicitarias, toda nuestra atención se centra en su indumentaria, se dice que el motivo es que una modelo sonriente puede transmitir algún tipo de sentimiento hacia las prendas que luce y entonces ella se convertiría en el centro de nuestra mirada en vez de la ropa que lleva. Sin una sonrisa la modelo se vuelve invisible.

En la fotografía Boudoir la única protagonista es la mujer real que desea reafirmarse, perpetuar ese sentimiento de victoria frente a los vaivenes de la vida y recordar a través de esas imágenes que la única opción es mirar siempre hacia adelante.

Cuando veas una Fotografía Boudoir pregúntate qué sientes, a dónde te transporta ¿ves una pose o ves a una persona? La propia respuesta te hará darte cuenta de que estás empatizando a través de la sonrisa con una mujer valiente que ha decidido celebrar que es feliz, y que desea serlo por encima de todas sus circunstancias vitales.

“La curva mas hermosa de una mujer es su sonrisa”

Bob Marley

No pretendo establecer juicios de valor, solo quiero, como Fotógrafa que ama profundamente la Fotografía Boudoir por lo que significa y por su trascendencia en la vida de todas aquellas mujeres que han decidido valientemente vivir esta gran aventura, poner de relieve que no todo es lo mismo, y que quizás el lenguaje simplifica los términos, porque en la realidad, un abismo separa la sensualidad estética de la belleza real de volver a sentir.

Para mi ha sido el viaje más alucinante jamás realizado, la experiencia más fantástica nunca vivida, el mayor descubrimiento vital: mi yo. Gracias, Irene, por tanto¡¡

ANA GAMERO

 

Te lo sigo diciendo: gracias a la vida por habernos cruzado nuestros caminos y haber hecho realidad un sueño, haberme dado la oportunidad de profundizar en mi interior y mi exterior, y hacerme sentir y sacar esa niña que sigue viva en mi y esa adulta que reconozco cada vez más. Te quiero, Irene

PEPA GËLFO

 

Pues no puedo decir menos que mis compis de Boudoir, que te admiro muchísimo y que ha sido una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido en mi vida , mil gracias por compartir tu talento que tanto me fascina, muero con cada uno de tus reportajes, grande Irene Vélez!.

CARMEN BOND

 

Lo volvería a repetir una y mil veces!!!! Que recuerdos más bonitos, una experiencia única.

ALEJANDRA SÁNCHEZ

 

Gracias Irene Vélez por regalarme una experiencia tan inigualable cómo está,lo recordaré siempre, gracias por plasmar esa belleza a través de tus objetivos….por cierto para cuando una foto de toda tu colección de Divinas juntas?… ahí lo dejo,un beso tan grande como tú ,amiga

CRISTINA DOMÍNGUEZ

 

 Oooh me encanta Irene Vélez!! Recuerdo ese día perfectamente como si fuera ayer, que bien lo pasé y que bonita experiencia! Gracias por recordarl

AMPARO CASTRO

 

Desde Estados Unidos te digo, que eres la mejor amiga! Me super encantó ser una de tus DIVINAS. Una super experiencia. Siempre estoy detrás, como tú, pero no sabes cuanto me sirvió, me subió el autoestima y me encantó ser protagonista por unos días. Maravillosa experiencia. Gracias artista!

HELEN HOLMES

 

Comentarios

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This