“TRASH THE DRESS”

El reportaje postboda de moda

Una vez pasado el Gran Día parece como si un enorme vacío apareciera en tu pecho al sentir que todo se acabó. Tantos meses, incluso años, de preparativos y ….en veinticuatro horas, el sueño “llegó, vio, venció y se fue”.

Sientes cómo te recorre una emoción agridulce cuyo pensamiento central es que el día de la boda pasó volando. Seguro que te hubiera encantado congelar el tiempo y disfrutarlo, mínimo ¡siete días más¡

Pero como aún no tenemos ninguna máquina del tiempo, te propongo algo muy divertido que te hará volver a ilusionarte y es más, crear nuevas emociones, así que ¿nos hacemos una postboda?

LA SESIÓN POSTBODA

Un punto y seguido a una historia de amor

A finales del siglo XX empezó a popularizarse una original forma de lucir de manera espectacular tu vestido de novia y darle el protagonismo que se merece antes de que se quede olvidado en el armario para siempre. La sesión postboda es la excusa perfecta para volver a vestirte de novia.

Imagina: a media luz, en la intimidad de tu propio dormitorio, recordando tu gran día, pero esta vez unidos, a un mismo son. Lentamente sus manos recorrerán el camino a la inversa. Viendo sus ojos por primera vez cuando te enfundes tu vestido. También te encantará sentir de nuevo esa sensación de dejarte abrazar por aquel traje con el que siempre soñaste o aquel que te sorprendió. Ahora sin nervios, sin prisas, sin esa sensación de abandono a tus invitados para hacerte las fotos, solo por el gusto de mirarte con calma en el espejo.

El día de tu boda tuviste que ir sorteando un encorsetado horario protocolario y ahora ¡¡eres libre¡¡ Respira y disfruta el momento, dejará una huella imborrable en tu memoria.

Quizás, antes de la sesión, quieras llevar tu traje a la tintorería porque el Gran día fue mucho día, y la fiesta fue mucha fiesta, y seguramente estará manchado. Pero piensa que no vamos a hacer una sesión para un catálogo de Rosa Clará, una postboda es una sesión más informal y esas manchas seguramente no se apreciarán en las fotografías. Además, te aseguro, que cuando acabes, entonces sí tendrás que llevar tu traje a la tintorería.

TRASH THE DRESS

Un toque transgresor

Quizás hayas oído hablar del concepto ‘trash the dress’, que es como los anglosajones llaman a nuestras sesiones postbodas pero con un toque más heavy y cuya traducción sería algo así como “destrozar el vestido”. Que aunque pueda sonarte aterrador el límite lo marcas tú. También es importante que pienses en ello desde la perspectiva de que todo terminó y el traje va a guardarse en el armario para siempre.

CONSEJO: NUNCA PIENSE EN EL TRASH THE DRESS CUANDO ACABES DE COMPRAR EL VESTIDO ¡¡te sonanará a sacrilegío¡¡

El trash the dress es una postboda con fotografías estilo moda y beauty, fotos originales, atrevidas, diferentes y muy vistosas. Fotografías únicas en las que marcarás las fronteras de tu sentido estético, porque son tus fotos, tus recuerdos.

Puedes decidir hacer tu sesión en función a diversas variables. Por un lado, si tu luna de miel se va a demorar unos días puedes aprovechar y así seguir la cadencia de la boda; también puedes organizarlo para hacerlo justo a la vuelta más descansada y antes de comenzar tu nueva vida o quizás tengas en mente algún mes concreto para alguna cosa que tengas en mente. Otra opción sería la planificación de una escapada viajera para inmortalizar tu momento postboda.

Quizás te gustaría fotografiarte en el lugar en el que os conocisteis. O junto a vuestra mascota. O practicando alguna de vuestras aficiones peculiares: senderismo de bodas, con una visita de museos de arte clásico, salir a navegar, practicar esnorquel…la imaginación y tus deseos son los ingredientes fundamentales, y es que la postboda es para divertiros y contarlo en imágenes. El destino será aquel que siempre soñaste: en una playa, en la sierra, en ciudad si quieres que sea más urbana, una postobda más íntima tipo boudoir en pareja, o una postboda viajera en un destino sorprendente, pide y se te concederá.

 

La planificación de tu postboda dependerá del tipo de sesión que desees, pero en general, toma nota de estos consejos que te valdrán con independencia de tu destino.

Abre la maleta y apunta.

1. Lo ideal es que lleves un calzado muy cómodo que te permita moverte por cualquier terreno para después volver a subirte a tus taconazos.

2. Echa aquellos detalles que quieras incluir en las fotos.

3. Lleva ropa de repuesto, completa, repito, completa para cuando termines la sesión.

4.Vayas o no a la playa nunca olvides la toalla.

5. No olvides una bolsa de las grandes para meter los trajes al finalizar.

 

Hay tantas formas de contar historias como parejas existen en el universo. Una sesión postboda o trash the dress es, en esencia, una continuación a un Gran Día en el que todas las ilusiones de multiplicaron por dos mil y el sentimiento que envuelve ese mágico momento sigue una estela de luz y color.

Déjate llevar, y disfruta de unos instantes que, pasado el tiempo, recordarás como una aventura impresionante.

Comentarios

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This