Carpe Diem

Carpe Diem

Un puñado de momentos, un tiovivo de sensaciones, un ir y venir de sueños cumplidos e ilusiones encaminadas. El Día más feliz de la vida de Lorena y José Antonio fue un compendio de todos los buenos deseos que pueden existir hacia una pareja enamorada. La Iglesia de Santo Domingo recibió a unos novios cuyos corazones rebosaban de Amor, y después, encaminaron sus pasos por las calles de Sanlúcar dejándose acariciar por un pletórico sol estival. Miradas y caricias quedaron entre los muros de la Abadía y en la puerta, el coche de caballos los llevó a reunirse con la gran familia que, en los jardines de Bodegas la Caydsa, los esperaba. Momentos llenos de sorpresas, de lágrimas y de risas, saboreando el instante presente como un gran regalo…Carpe Diem¡ A medida que las horas pasaban Lorena y José Antonio veían cumplir ese sueño que un día imaginaron, rodeados de los suyos siendo: ya marido y mujer.    ...
La Gran Aventura

La Gran Aventura

Mirar al cielo, pedir un deseo, sentir la vida…y echar a andar Coger la maleta, llenarla de recuerdos, esperanzas, emprender el camino junto a la persona amada, vivir el momento…y echar a andar Olvidar los miedos, mirar al frente, unir las manos…y echar a andar En una calurosa tarde de verano, el “El Maestre” abrió sus puertas, como tantas veces en sueños, Ana deseó. Junto a Sergio pudieron contemplar, asombrados, la belleza del lugar, descubriendo rincones donde dejar prendados sus besos, sus risas y sus palabras de amor. Así culminaba un sueño y comenzaba otro: “El Atardecer más bello del mundo”, decía Ana. La playa fue testigo mudo de la pasión, las olas salpicaban de felicidad, y el sol sonrojado iba bañando la tarde con su cálida luz. El tiempo se detuvo, la Luz lo congeló y ahora, no importa el destino, no importa la distancia, aquella tarde de pasión por siempre será el comienzo de la Gran Aventura.  Gracias a María por abrirnos las puertas de su hogar, El...
La Magia de la Vida

La Magia de la Vida

La magia de la Vida real es aún más brutal que la de los más bellos cuentos de hadas, y el Gran Día de Ana y Sergio estuvo rociado por puros sueños reales. Un cielo azul, una novia bellísima y radiante: Ana…y el ajetreo familiar propio de un hogar donde los sentimientos viajeros sobrevolaban por cada rincón. A su vez, el Hotel Abba Palacio de Arizón, acogió a una bellísima madre madrina, a una hermana embargada de felicidad, y a un novio más que guapo: Sergio. Y así, las horas avanzaron: Santo Domingo vio obrar el milagro de una unión perpetrada mucho tiempo atrás, y después el Amor se mezcló entre la extensa vegetación de los pintorescos jardines del Palacio de Orleans formados a la inglesa rindiendo pleitesía a los recién casados. Y después como si una rechonchita hada madrina hubiera pronunciado un feliz encantamiento, las Bodegas Carbajo se envolvieron de magia:  familiares y amigos venidos de toda la geografía española y más allá, rodearon a esta pareja que irradiaba felicidad por los cuatro costaos, y ellos, como son, casi agotaron las existencias de flores de la provincia para agradecer a quienes más los quieren su dedicación. Y la noche se eternizó porque no importó que sonaran las doce campanadas, la magia continuó y Ana y Sergio, hicieron reir, llorar y emocionarse a todos los que a su lado estábamos. Su Amor todo lo puede, su Amor no entiende de fronteras, su Amor es tan grande que encaminen sus pasos por donde la vida los lleve, siempre encontrarán el camino de vuelta a casa. Una Gran Boda, una Gran...
Inmensamente Feliz

Inmensamente Feliz

Volver a vestirse de novios días después del tan esperado Día provoca de nuevo esas mariposas en el estómago, sin la presión de la enorme responsabilidad que supone hacer esperar a familia y amigos venidos de todas partes para un día tan especial. Fotografías post boda… y sentir que la magia continua, …sentir que las miradas se encuentran…sentir que la piel se eriza…sentir que el mundo gira alrededor. Ilsiones por viajes planeados que dan luz y color a un nueva vida que recién acaba de comenzar, un camino, juntos, caminando entre Pinares, descalzando los pies y desnudando el alma frente a la persona que más quieres. Bole y Edu, marido y mujer en una tarde de risas, caminos y conversaciones…momentos, emociones y el hechizo de sentir en la piel que todo comienza, que este es el principio, que el sol cada día luce en el firmamento con más fuerza, que la Vida es un regalo maravilloso y aún más cuando a tu lado te encuentras, cada día, a la persona que te hace inmensamente Feliz.bodas cadiz FELIZ CUMPLEAÑOS BOLE¡¡¡ s cadiz...
Amores de ida y vuelta

Amores de ida y vuelta

Un lugar, un encuentro, un café…y surgió la chispa, el prólogo que antecede a una preciosa Historia de Amor. Hace meses, Edu y Bole planeaban su Boda en Sanlúcar, con el corazón sobrevolando entre Cádiz y Mallorca. Ese día, me senté delante de una pareja de novios con mucha ilusión, hoy ya son marido y mujer y ahora, son mis Amigos. Sin embargo, la fatalidad llegó a sus vidas, el mundo, tal y como lo conocían hasta ese momento, se derrumbó. Mis palabras de aliento recibían sonrisas telefónicas y la débil esperanza chocaba con la triste realidad. Y al final, llegó el final, y el dolor se hizo intenso y los sueños perdieron circunstancialmente su color. Valientes, luchadores, de una casta valerosa y valiosa y así, el camino desandado se reanudó, y el manto de dolor que paraliza, quedó tendido en algún perdido recodo, y así, decidisteis volver a pisar firme, siempre mirando hacia delante y hacia arriba. Por eso, el Gran Día fue el GRAN DÍA, cada lágrima de tristeza fue desbancada por lágrimas de felicidad, cada palabra de consuelo fue sustituida por vítores a los nuevos esposos, cada momento gris fue rellenado por un sol al que nadie esperaba. Realmente, vuestra Boda fue lo que todos soñamos: familia y amigos venidos de todos los puntos de la geografía española, entregados, viviendo el momento, dejando fluir la alegría por la Hacienda El Charruao, expandiendo ese Amor que todos os procesan por ser como sois…únicos¡¡ Y no faltó nada, ni nadie, porque a media tarde, cuando el cielo repleto de nubes quiso gastar su broma lluviosa, un audaz rayito...

Pin It on Pinterest