Tenerife: Postales para el Recuerdo

,
Tenerife: Postales para el Recuerdo

Amanece un nuevo día, y en la Isla de Tenerife, desde casi cualquier punto, el Padre Teide está siempre presente: vigilante y majestuoso.
En nuestra primera parada al ascenso, Virginia y Carlos sintieron el susurro de los árboles, el arrullo del silencio: la paz, la calma; un momento para reencontrarse, volver a sentir, mirarse a los ojos, respirar y seguir la subida, recorrer el desierto y volver a sentir el abrigo de la tierra.
A espaldas del Teide, en la Orotava, la luz lo inundó todo, dando forma y color a recuerdos, confesiones e ilusiones compartidas. Después, entre risas, el camino y sus mil curvas nos llevaron hasta el impactante paisaje de la Playa de Benijo, donde los picos de lava surgen del mar como monumentos a la grandiosidad de la naturaleza.
Y cuando el sol se despidió, Candelaria nos recibió, un lugar sagrado, de peregrinaje, donde Carlos sonríe porque la nostalgia lo envuelve, y al mirar a Virgina, todo cobra sentido. Allí, en aquel mágico lugar, frente a los antiguos reyes de la isla, los nueve menceyes guanches, sus confidencias se hicieron susurros y la noche lo envolvió todo.
Al día siguiente, el viento nos guió hasta El Médano, y entre dunas y risas, los pasos se hicieron firmes, llegando finalmente a La Laguna, una ciudad Patrimonio de la Humanidad, un lugar donde sentir que Canarias es el origen, que, aunque la Vida los lleve de un lugar a otro del mundo, su Amor, grande, muy grande siempre será bendecido por la tierra que los vio nacer.

 

Comentarios

Comentarios

2 Comentarios

  1. Los paisajes ayudan pero la sin duda la clave es la mirada de Irene que es impresionante.
    Además de una gran fotógrafa es una gran persona y eso hace que resulte más fácil pasar el día sacando fotos.
    Gracias Irene por este reportaje que será junto con el de la boda un recuerdo maravilloso de esta historia llena de idas y venidas, de distancias y encuentros, de aeropuertos y abrazos… al fin y al cabo, nuestra historia.
    Un fuerte abrazo de los dos.
    Virginia y Carlos

    Responder
  2. Precioso y emocionante, me ha encantado, la introducción, el contexto, las imágenes, con los sentimientos que desprenden y la historia tan bonita que reflejan y que te atrapa. Mi más sincera enhorabuena a la fotógrafa por su trabajo, y mi agradecimiento a fotógrafa y a esta pareja que quiero tanto por haberme emocionado así.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This