Ronda en “El Pensamiento”

,
Ronda en “El Pensamiento”

La Vida se compone de etapas, y los meses que preceden al Gran Día, constituyen el fin de un camino y el comienzo de una nueva historia.
Por eso, en estos momentos tan únicos, elegir un lugar especial, formará parte de esos últimos pasos por el camino que está próximo a extinguirse.
Un camino en el que, en su tiempo, María y Agustín encontraron montañas de dudas, tormentas de incertidumbres, noches oscuras sin fin… pero también un camino en el que, cada día, nacía un nuevo sol, en el que los ríos llevaban refrescantes aguas de esperanza y en el que el horizonte siempre dejaba entrever un mañana mejor.

“He buscado por todas partes la ciudad soñada, y al fin  la he encontrado en Ronda” 
Rainer María Rilke-Poeta

Ahora, María y Agustín, se miran a los ojos y se “reconocen”, saben que son el uno para el otro, y cogidos de la manos, en su paseo por Ronda, vuelven a recordar, al olvidarse del mundo, vuelven a conectar.

Y en El Pensamiento, la magia se hizo real, y el mundo se detuvo, y juegos y juguetes de todos los tiempos miraban a la pareja de enamorados desde sus estanterías dándose codazos al reconocerlo, porque todo lo envolvió, todo lo posó, dejando en cada rincón de tan precioso lugar un Amor tan grande.

Ronda mágica, un lugar para pasear, perderse, descubrir, un lugar donde los sueños son reales y la realidad parece soñada.
Los preparativos de una boda hacen buscar lo mejor en multitud de detalles, nublando esta incesante búsqueda lo esencial, el origen de todo, su porqué…el “detalle” perfecto solo es uno y no se busca, lo encontraron María y Agustín hace tiempo y ya lo tienen: su Amor.

 Gracias a Claudio y a Mónica, José María y Lina y  familia, un placer volver a pasear por El Pensamiento y comer en Toro Tapas. Gracias de corazón

Comentarios

Comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This