… Y llegó el momento

,
… Y llegó el momento

La Vida, no entiende de tiempo, esa manera tan humana de cronometrar nuestra existencia, sin embargo y como de una especie de lámpara mágica se tratara, todo lo deseado, todo lo anhelado, todo lo soñado, acaba haciéndose realidad, no dentro de los parámetros esperados desde nuestra perspectiva real, sino tal como deben materializarse.

Vanessa y Jóse tenían un sueño por cumplir, pasada la época en la que la amistad se convirtió en un puro deseo de sentir como uno solo. Cuando sus corazones abrieron sus puertas y el camino se unificó, cuando al fin despertaron en el lugar hacia el que siempre se habían encaminado, en ese instante, no antes, no después, el sueño de una vida juntos se instauró en algún rincón de su ser, de ese que ya coexistía entre sus dos mundos.

Ese sentimiento que nos embargó a Vanessa y a mi, nada más conocernos, porque ella es dulce como una niña y cuando te mira a los ojos ves esa chispa que en su día Jóse descubrió y le robó la respiración para siempre.

No pueden dejar de sonreir porque son el puro reflejo de lo que el uno significa para el otro.

El Castillo de Chipiona, baluarte histórico de resistencia, se rindió aquel día, su majestuosidad se alzó y en su azotea pudo verse volar un sueño cumplido, envuelto en miles de emociones, empapado por lágrimas de felicidad, con un gran lazo de caricias, los nervios volaron con él, las incertidumbres y los miedos se alejaron, y tan solo una brisa fresca vino de vuelta, para recordarles a los nuevos esposos que el mañana está por llegar y los sueños esperan tan solo una palabra: querida Vida deseamos…

Comentarios

Comentarios

3 Comentarios

  1. Preciosos recuerdos!!!! Gracias por todo Irene

    Responder
  2. Ohhh! Me encantan! Me ha recordado cada momento que vivimos aquel maravilloso día, nos sorprendiste muchisimo con todos y cada uno de tus detallitos, detalles que permaneceran en nuestros recuerdos para siempre.
    Gracias por ser como eres, maravillosa persona con corazon de oro.

    Responder
  3. El Castillo, precioso lugar para casarse y maravillosas las imágenes que muestran tantos sentimientos y reflejan tanta felicidad.

    Un trabajo excelente. Me encanta.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest

Share This