Un gran Equipo

Parte I. Pre-producción

Una de las cuestiones fundamentales que me planteo al crear un Proyecto Fotográfico son las personas con las que voy a contar para llevarlo a cabo, para mi, lo más importante de todo: mi Equipo Creativo.

Este equipo está compuesto en su fase de pre y producción por el estilista, el director artístico, la modista, la peluquera, los maquilladores, el comunity manager, los ayudantes de dirección; y en la fase de postproducción tenemos al diseñador gráfico, la jefa de prensa y redes sociales y los videógrafos. Ya véis cuántas personas trabajaremos unidas de una manera totalmente desinteresadas para llevar a cabo un sueño, conectados entre sí por una misma fuerza: la pasión por nuestro trabajo.

Lo primero es generar una tormenta de ideas con la que fijaremos las ideas fundamentales de nuestro proyecto

EN LA FASE DE PREPRODUCCIÓN

Este año, como una novedad en mis proyectos anteriores, el vestuario cobra una importancia tremenda, días tras días hemos ido comprando telas, accesorios, y complementos, a la vez que hemos ido buscando por multitud de vías los diseños que las Diosas de los cinco elementos iban a llevar.

Después llegarón las horas de costura, las pruebas, mirar diseños, ver pelis, y dejar volvar la imaginación y vuelta a empezar con las pruebas y las muchas horas de costura. Y cómo no, pensar en todos los tocados y complementos que darán forma a cada look. Plumas, corteza de árboles, flores, dedal e hilo y mucha pistola de silicona¡

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA

Ahora que estamos muy cerca de comenzar las Sesiones Fotográficas, es el momento de pensar en la parte estética, para ello he ido elaborando un informe en el que detallar qué es exactamente lo que busco para cada una de mis Diosas.

Es importante que sea capaz de tranmitir a mis estilistas mi “imagen” mental para que ellas extraigan el concepto que queremos transmitir y le den forma a través de sus propias visiones.

Eso es una de las cosas que más me fascinan, cómo cada cual, en su parcela, impregna el proyecto con su sello personal, porque como siempre digo, esto convierte un proyecto en nuestro proyecto.

 

DIRECCIÓN ARTÍSTICA

También es el momento de la dirección artística. Necesito determinar el concepto, lo que yo llamo, la historia que voy a contar con la sesión fotográfica. Cada una de mis Diosas va a contar a través de sus imágenes una leyenda, una narración visual de fantasía. Para ello, voy a necesitar diferentes elementos que contribuyan a conformar mi visión fotográfica. Una escalera, un ventilador, un espejo, un sofa, un ramo de flores, una escalera infinita…todo es posible¡¡

NUESTRO “CENTRO DE OPERACIONES”

Y ahora ya, a escasos días de las sesiones fotográficas también es el momento de la planificación más específica. Y es que, como las primeras sesiones se van a realizar en la Sierra Norte de Sevilla, necesitábamos de una ubicación concreta donde poder desarrollar esos tres días de trabajo que supondrá dar vida a las primeras dos Diosas de la Naturaleza. Para ello, tuve la suerte de encontrarme en mi camino con Carmen Martín, una mujer extraordinaria, con una extrema sensibilidad y una energía brutal. Carmen posee una casa extraordinaria: el Cortijo Chacón, un lugar donde soñar, un paraiso en un lugar idílico. Carmen también comparte esa pasión vital que es el hilo conductor de este proyecto y por eso, desde el primer momento conectamos. Gracias a ella, también he tenido la suerte de conectar con Abraham y un grupo de profesionales que nos facilitarán muchos aspectos técnicos de las distintas sesiones.

MUÉVETE Y EL CAMINO APARECERÁ

Proverbio Zen

Cada año, cuando me encuentro en esta fase del proyecto, y las horas se me agotan de tanto exprimirlas me pregunto ¿realmente me merece la pena tantísimo esfuerzo para conseguir un sueño? y antes incluso de terminar de formularme esa pregunta, pienso en la felicidad que supone para mí cada paso que doy. Los madrugones, las continuas llamadas, los kilómetros en coche, robarle horas al sueño, planificar el más mínimo detalle hasta la extenuación, la visión de mi hija en la puerta del salón esperandome para ducharse, y yo diciéndole “cinco minutitos más”.

La vida puede ser muy simple, tanto como respirar, pero yo no entiendo que todo este gigantesco puzzle que monto una vez al año con cada proyecto sea una complicación, para mí es un enorme balón de oxígeno para seguir creyendo en mis sueños y sobre todo, para seguir creyendo que la gente que me rodea es tan maravillosa que también apuestan su tiempo y su esfuerzo por estar a mi lado y ayudarme y eso, eso, es lo más grande.

y en el próximo capítulo os contaré cómo han ido nuestras primeras Sesiones Fotográficas¡¡

Comentarios

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This