Todo Tiene un Por qué

REGLI

¿Por qué Regli?

Regli es vida, su vitalidad contagiosa impregna la piel de esperanza, los avatares de vida se doblegan ante su risa.

Regli es la mujer del S.XXI, capaz de lidiar con mil historias a la vez, hacerse mil listas de cosas por hacer y seguir teniendo un millón de energía al acabar el día.

Regli se descalza, y se siente libre al dejar sus preciosos tacones impuestos a un lado.

 

#yomedescalzo

Un proyecto fotográfico de mujeres para mujeres

LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL “NO”

Nacemos en una sociedad donde todo esta ya hecho y tu misión es preservar el status quo y por tanto seguir las normas establecidas, ser obediente y servicial. Crecemos bajo la responsabilidad de agradar, de encajar, de ser parte de un todo, de no alterar el orden establecido. La rebeldía es siempre mal entendida hasta que el rebelde triunfa, entonces se le considera un visionario.

Así, día a día, vas acumulando obligaciones por seguir la senda. ¿Quieres un poco más sopa? ¿A qué vas a estudiar para ser una persona de provecho? ¿Necesita este trabajo? ¿Ha llegado el momento de casarte, y de tener hijos, y de tener otro hijo? ¿Puedes hacerme este favor? Es un círculo vicioso en el que las personas que te rodean esperan que siempre cumplas sus deseos.¿Hasta dónde está bien visto ceder? Pues si seguimos la estela impuesta, hasta el infinito y más allá.

Y llegado este punto tienes que plantearte aprender a decir “No”. Hablamos de aprender a priorizar por nuestro propio bien, no de negarnos por sistema. Es difícil, si está en tus manos, no hacer algo, la sensación de malestar, abandono y egoísmo te inunda y tienes miedo de que la otra persona se disguste, pero a veces hay que saber decir “No” para ganar el respeto de uno mismo y de los que nos rodean.

Así que, al menos, inténtalo:

  • Di “No” de forma firme y directa, no inventes excusas, pero da tus razones para no aceptar, son tan válidas como para decir sí, son las tuyas.
  • Recuerda que tu tiempo es algo maravilloso para emplearlo con los que más quieres, no los malgastes por compromiso impuestos.
  • Decir “No”, no implica rechazar a la otra persona, no es algo personal es cuestión de prioridades.
  • No te sientas culpable, los demás aprenderán a respetarte porque tu volcarás tu esfuerzo cuando lo sientas necesario y ellos lo valorarán así.
  • Plantéate tu relación con la otra persona si ésta se enfada al decirle que no, quizás esa amistad no es tan fuerte o tu relación solo es unilateral, mientras has dado ha estado, ahora ya no, no podemos ceder continuamente en contra de nuestra voluntad.

Es un gesto tan leve, tan personal que solo tú decidirás cuando comenzar a valorarte.

 

 

Comentarios

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This